La crisis económica no toca al Ministerio de Defensa

El Ejecutivo español no ha aplicado al Ministerio de Defensa la austeridad que enarbola Mariano Rajoy desde su llegada al Gobierno. El Congreso aprobó en los primeros presupuestos de la actual legislatura, los de 2012, un recorte en el ministerio que dirige Pedro Morenés del 14% mientras que en Sanidad fue del 16%, en Asuntos Exteriores del 45% y en Educación y Cultura del 20%. Sin embargo, el gasto en Defensa al final de ese año aumentó en un 44% sobre lo previsto y superó en un 9,22% el total de 2011, tal y como venía adelantando el Boletín Oficial del Estado en las pasadas semanas, que descubría un sobregasto de 1.600 millones de euros del Ministerio.

Cada año, la cartera del ministro Morenés incrementa su presupuesto a través de créditos extraordinarios y ampliaciones, pequeñas modificaciones que, a golpe de decreto, consiguen aumentar el dinero que el Congreso había aprobado en los Presupuestos Generales del Estado. Estas normas, que deberían usarse únicamente para casos de urgente y extraordinaria necesidad, se han convertido en una constante del Gobierno de Rajoy. Mientras que entre 2002 y 2011 la variación entre lo que se presupuesta y lo que finalmente gastó Defensa oscila entre el 12% y el 16%, con Rajoy estas desviaciones se han situado entre el 33% y el 44%. La variación del presupuesto aprobado entre 2012 y 2015 y el gasto real es superior en un 37%.

"Gasto defensa"

En 2014, Defensa fue el ministerio que más dinero gastó fuera de lo presupuestado, de los 5.734 millones presupuestados inicialmente, el gasto alcanzó los 7.681 millones, un 34% más como se observa en el gráfico. Ese aumento se desglosa en 926 millones en créditos extraordinarios y suplementos, 732 millones en ampliaciones, 81 millones en transferencias y 207 millones en gastos sin especificar. Con los 926 millones de euros en créditos extraordinarios y suplementos, el Ministerio de Defensa pagó, entre otras cosas, dos aviones, tres helicópteros, un tanque y un misil, según publicó el BOE. Del millón de euros restante se desconoce su destino.

En julio de este año, y gracias a los pagos retrasados de Defensa para la adquisición de vehículos pesados que el Consejo de Ministros aprobó vía decreto-ley en mayo, ya se había gastado un 37% más de lo que marcaba el presupuesto inicial, según el avance de la liquidación de presupuestos. En total, el gasto del Ministerio se ha incrementado este año en más de 2.100 millones de euros (de 5.768 millones euros a 7.874 millones), la mitad en créditos extraordinarios destinados a pagar los Programas Especiales de Armamento (PEA’s). Sin embargo, es imposible conocer el destino de otras ampliaciones presupuestarias de Defensa, según publicó el Boletín Oficial del Estado.

Conviene recordar que los PEA’s se crearon a partir de 1997, cuando el actual ministro Pedro Morenés ya era Secretario de Estado de Defensa, con el objetivo de modernizar los recursos del Estado. Un informe de UPyD cifra entre 31.000 y 37.000 millones de euros los compromisos de pago del Ministerio con la industria armamentística debidos a estos programas.

Morenés es ya conocido en la industria de material de defensa tras su paso como directivo en empresas como Instalaza, suministradora de las granadas alhambra al Ejército, o presidente en Construcciones Navales del Norte, dedicada a la fabricación de buques de gran tonelaje.

Gracias a los créditos destinados para estos programas, la cartera de Defensa ha podido evitar los recortes que afectaron al resto de ministerios. Mientras que el presupuesto inicial para el departamento cayó un 25% entre 2011 y 2015, los créditos extraordinarios y demás ampliaciones han reducido el recorte final a solamente un 11%.

Pero esto no acaba aquí, tal y como expresaba recientemente la diputada del BNG, Olaia Fernández, “el Gobierno encubre los presupuestos de Defensa para decir a la ciudadanía que reduce gastos militares cuando no es así porque se están incrementando”. ¿Cómo lo hace? ¿Cuál es la forma en que el Gobierno encubre el gasto militar fuera de las cadenas del BOE?

Además de hacerlo según hemos visto en sobregastos presupuestarios y gastos de contingencia (PEA’s y Operaciones Militares en el exterior), el Gobierno de Mariano Rajoy, al igual que sus antecesores, utiliza otro truco muy evidente para ocultar gasto militar: los presupuestos de los demás ministerios. De hecho, tal y como publicaba recientemente el diario digital nuevatribuna.es, si se revisan los presupuestos que el Gobierno del PP maneja para el 2016 se puede calcular el gasto militar oculto en otras carteras ministeriales.

El Ministerio del Interior cuenta con un volumen de gasto militarizado muy elevado (2.658,30 millones de euros) debido a la existencia de un cuerpo militar como es la Guardia Civil.  Pero también hay otros ministerios como Industria (por el apoyo a la I+D+i militarizada con 500,42 millones), Presidencia (por el CNI, espionaje español, 240,97 millones) o el Ministerio de Exteriores (con partidas para apoyo a la OTAN, OSCE, UEO, y alguna sorprendente como la dedicada para transportes del Ministerio de Defensa, 201,33 millones) que participan de forma considerable en engrosar el gasto militar. Resulta curioso que el Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente también aporte recursos a Defensa a través de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) con predicciones meteorológicas a disposición de las Fuerzas Armadas tanto en territorio español como en misiones en el exterior y buques de la Armada (22,8 millones de euros).

Además, también lo esconde en otros capítulos que no son ministeriales, como son la Casa del Rey (0,84 mill.), Clases Pasivas (3.477,67 mill.), Organismos Autónomos (1.745,32 mill.) y Centros Universitarios de la Defensa (14,06 mill.).

Dado que los presupuestos españoles mantienen menos ingresos que gastos, se genera deuda. Una parte de esta deuda es, lógicamente, deuda militar.  Ésta está compuesta, como se ve en el cuadro posterior, de una deuda ordinaria, la generada por lo presupuestado en los distintos ministerios y secciones de gasto.  Otra parte de la deuda, es deuda extraordinaria, la que se oculta en los sobregastos tras los presupuestos y en los gastos extraordinarios. Por último, hay que añadir los intereses que generan las deudas anteriores.

"Deuda defensa"

Conclusión: los  5.787,87 millones del presupuesto del Ministerio de Defensa se convierten en 24.489,96 millones de euros y con ello se consigue aumentar el gasto militar real en un 421,53% (siguiendo el criterio de la OTAN de cómputo de gasto militar). La opacidad del militarismo en España es espantosa: se ocultan 18.702,09 millones de euros y sólo se publicitan 5.787,87. Es decir, se publicita el 30’94% y se oculta el 69’06%.

Datos y cifras escandalosas que aumentan gravemente si tenemos en cuenta que dicho nivel de gasto se ha mantenido gracias a un abusivo consenso de los de arriba sin contar con la opinión de la ciudadanía, y que dicho gasto supone un agravio comparativo para las muchas necesidades sociales existentes y que, por otra parte, tiene como principal destino el enfocar la política exterior española hacia un creciente intervencionismo militar de la mano de la OTAN y de la UE incompatible con las opciones y deseos de la población. El objetivo es vender armas a diestro y siniestro para lucrar a unos pocos mientras la mayoría sufre las consecuencias de sus crisis económicas y sus guerras ensayadas, dentro y fuera de España.

Fuentes: eldiario.esnuevatribuna.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s